Ana Urrutia

Publicado el : 11/08/2017 14:10:27
Categorías : Entrevistas Rss feed

Ana Urrutia

Ana Urrutia, la musa del tiempo

Cuando conocí a Ana Urrutia, allá a finales de los ochenta, en un campeonato que se celebraba en su querida Bakio, me llevé una inmejorable impresión de ella. Pensé que aquella chica era la novia que todo surfista desearía tener: guapa a más no poder, simpática como ella sola y además surfeaba... ¡y cómo surfeaba! Por si todo esto fuera poco, pese a que mi vista nunca fue la de un lince, no puedo evitar recordar lo bien que le sentaba aquel bañador blanco. Y ya que anteriormente he mencionado Bakio, villa surfera por derecho propio, no estaría de más agradecer su labor como embajadora del surf en general y de este bello pueblo en particular con algún tipo de homenaje o monumento... a quién corresponda, yo simplente lo dejo caer.

No era simplemente una surfista competente, ni mucho menos. Practicaba un surf muy sólido y de líneas limpias y precisas, de hecho era una de las mejores féminas de la época y era habitual verla en las finales cualquier campeonato. Una enamorada de la ola de Ogeia y, en fin, de cualquier lugar que no estuviera infestado de gente. Quizá esa sea la razón por la que se ha convertido en una viajera incansable en busca de rompientes poco transitadas por surferos hambrientos de cámara.

Ana Backside

Ana con su backside seguro y elegante

Cuando comenzó a trabajar en Euskal Telebista como presentadora del tiempo nos sorprendió a todos con su peculiar forma de ejercer aquella labor. Cada día, además de informarnos del próximo frente frió que barrería nuestras costas nos ponía al tanto de las olas que nos íbamos a encontrar cuando nos acercáramos a la playa, de la posibilidad de que entrara una galerna por el noroeste o incluso del grosor del neopreno recomendable para no morir congelados en alguna sesión matinal. Venía a ser, como apuntó algún amigo "la Maldonado los surfistas". Posteriormente llegaría a presentar otros programas de éxito en los que nos mostraba sin el menor pudor su pasión por todo aquello que tuviera relación con la naturaleza y el surf como "Planeta Azul", "Convivir con el riesgo" o "Surf in Euskadi".

Bakio

Surfeando la derecha de La Gaviotera, en su querida Bakio

Llevaba años sin hablar con ella hasta que hace sólo unos meses coincidimos en la grabación de un vídeo sobre el surf adaptado. Me hizo muchísima ilusión comprobar que después de tanto tiempo sigue surfeando con la misma ilusión y al mismo nivel al que nos tenía acostumbrados. Y, como suelo decir, igual de guapa, por dentro y por fuera.

Ana Gallo

Por mi sonrisa alguno se estará cuestionando mi ceguera

Entrevistamos a nuestra musa

¿Qué ha significado el surf en tu vida? El surf para mí supuso, hace más de 30 años, un "despertar”. Fue el comienzo de una etapa increíble que siempre está en constante evolución y cada baño me va cargando de más y más experiencias a medida que envejezco. El surf sigue siendo hoy en día uno de los pilares de mi vida. Y el surf será parte de mi esencia allá donde vaya.

¿Hasta cuándo esperas seguir surfeando? Aquí en el Cantábrico no he encontrado referentes, pero en uno de mis viajes tuve la oportunidad de charlar en el pico con una mujer de 60 años. Son momentos inspiradores en los que te ves reflejada y piensas… ¡yo también!

Amo mi tierra y donde mejor me siento es en casa, pero tengo que facilitarme en los próximos años un surfing en aguas cálidas para mis huesos y músculos ya castigados. Si quiero ser como aquella mujer elegiré mudarme a otras tierras. Será una más de las tantas decisiones que los y las surfistas hemos tomado a lo largo de nuestra vida por nuestra condición de “personas totalmente enganchadas a las olas”. Cuando te vas acercando al ecuador de tu vida te das cuenta, mirando hacia atrás, de todo lo que te ha marcado el Surf a ti y a los que te rodean. Aún quedan otros tantos años donde seguiremos con la misma hoja de ruta. Es la que nos hace felices.

Bottom

Momentos clásicos

¿Cuál es tu maniobra favorita, esa que bordas? Mi maniobra preferida es el “bottom turn”. El bottom es la clave, es el despegue, es el comienzo de la lectura de la ola, donde nuestro cerebro procesa a una velocidad de vértigo las órdenes que entrarán seguido en acción. El bottom es la mirada hacia el punto exacto donde romperemos la ola, es fascinante, y si se hace con estilo y elegancia… no hay maniobra más bella.

Una sesión de surf o un viaje que recuerdes con especial cariño. Casi todos los baños son inolvidables: los buenos , los malos, los de casa, los de fuera… todos suman. Y revivirlos con los surfistas que te acompañaron en aquel momento es mágico. Me viene ahora mismo a la mente un baño en Jakes Point, en Kalbarri, Australia. Brutalidad en estado puro, las condiciones ese día muy duras, una ola de metro y medio con bajada vertical y primera sección tubera sobre las rocas. Un hombre muy mayor con barba blanca estaba el primero en el pico, el mítico local de la zona. Cuando llegamos a la zona de impacto remando mi hija Olaia y yo, aquel hombre gritó a los surfistas y les ordenó que nadie, absolutamente nadie, cogiera una sola ola hasta que las dos mujeres surfearan unas cuantas tranquilas. Fue maravilloso.

Mi hermano Alberto siempre me dice: “el peor baño es el que no te das”, y así es. ¿El mejor baño? Ese está por llegar.

Tu surfista preferido. Disfruto mucho en el agua en los momentos de parón, es lo que nos enseñaron nuestros hermanos mayores. A sentir el Surf, ¡tú sabes bien de lo que te hablo Gallo! Oler, tocar, escuchar cada ola. En esta “locura" actual del surfing procuro respirar profundo y aportar buena energía en cada baño, no me preguntes por ídolos ni por cuántos litros tiene mi tabla, sólo sé que no sé nada ante la grandeza del mar. Si tuviera que elegir ahora mismo a un surfista que me sirve de “guía” ella sería Tyler Wright.

Peli Ana

Share

Añadir un comentario

 (con http://)